(La constancia médica establece que una persona está en condiciones de practicar una actividad deportiva. Cuáles son los requisitos.)
 
(Sin diferencias)

Revisión actual del 20:47 15 jul 2019


¿Qué es el apto físico?


El apto físico es una constancia realizada por un profesional de la salud, en la que establece que una persona se halla en condiciones de realizar actividad deportiva. Para emitirla, es necesario que el médico realice un examen físico de la persona que la solicita, un interrogatorio para recoger sus antecedentes personales y familiares, y, cuando lo considere necesario, algunos exámenes o pruebas complementarias.

¿Qué es el apto físico?

La constancia de apto físico, que no es obligatoria pero se pide con frecuencia en instituciones educativas, puede ser firmada por cualquier médico, pero en los niños que tienen antecedentes cardíacos se recomienda que lo haga un cardiólogo.

El examen físico debe incluir siempre el peso, la estatura y la medición de la presión arterial. En cuanto a los antecedentes familiares, es importante pesquisar si hay parientes con hipertensión, trastornos del colesterol, arritmias o casos de muerte súbita antes de los 50 años.

En algunos países del mundo se solicita un electrocardiograma (ECG) en reposo a quien va a practicar una actividad física para poder prevenir la ocurrencia de una muerte súbita, pero en la Argentina esta prueba no se considera indispensable en niños sanos. Si un niño no tiene antecedentes de enfermedades cardíacas ni familiares que hayan sufrido muerte súbita, no es necesario que se le haga un ECG para obtener la constancia de apto para la práctica deportiva.

En la adolescencia aumenta el riesgo de arritmias por miocardiopatías y trastornos eléctricos del corazón debido a cambios hormonales, por lo que se recomienda realizar un ECG en reposo durante esta etapa del desarrollo. Si el ECG es normal, no hace falta repetirlo al comienzo de cada año escolar. Los jóvenes que practican deportes con grandes exigencias físicas deberían ser evaluados por un médico dos veces al año, como mínimo, para controlar los efectos del entrenamiento, prevenir el uso de anabólicos y garantizar una alimentación saludable.

En las personas que practican deportes competitivos, se puede recomendar la realización de un ecocardiograma o una ergometría antes de extender la constancia de apto físico. También se pueden indicar estos estudios en personas que han tenido una cardiopatía congénita o que padecen miocardiopatías o valvulopatías. Quienes presentan problemas para respirar (disnea), palpitaciones, dolor de pecho o síncopes (desmayos) al realizar esfuerzos también pueden requerir un ecocardiograma, una ergometría u otras pruebas complementarias.

La realización de ejercicio físico en forma regular tiene numerosos beneficios para los niños y los adultos sanos. La mayoría de los pacientes con enfermedades crónicas también pueden realizar deportes, con una intensidad acorde a la etapa de la enfermedad y el estado del paciente.

¿Qué es el apto físico?

» Vea todas las noticias de WikiCardio