(La gripe aumenta seis veces el riesgo de padecer un infarto de miocardio. La importancia de vacunarse.)
 
(Sin diferencias)

Revisión actual del 07:37 19 jul 2019


Alerta frío


Los infartos de miocardio son más frecuentes y más letales en invierno que en verano, según un reciente estudio sueco. Para prevenir internaciones por infartos y por insuficiencia cardíaca durante la época invernal, los cardiólogos recomiendan que la población reciba cada año la vacuna antigripal, especialmente los mayores de 65 años, las embarazadas, los niños de hasta 2 años y todos los que padecen alguna enfermedad crónica, incluida la diabetes y la obesidad.

Alerta frío

Las bajas temperaturas se asocian generalmente con hipertensión. Durante la época invernal, también son más frecuentes los trombos o coágulos, que pueden generar infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares (ACV).

Los pacientes cardíacos deben evitar exponerse al aire libre durante las épocas de temperatura polar. Se recomienda lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y estornudar o toser tapándose la boca con el codo para evitar contagios. Todos los pacientes cardíacos y el personal de salud deben recibir, además, la vacuna antigripal cada año.

La gripe se manifiesta con fiebre mayor a 38 grados, tos, congestión nasal y dificultad para respirar, dolor de garganta, de cabeza y muscular. Existen distintas cepas del virus de la gripe o influenza que circulan cada año. Por eso, es preciso darse la vacuna antigripal todos los años, ya que la vacuna cambia y contiene las cepas que la Organización Mundial de la Salud estima serán las de mayor circulación en el Hemisferio Norte y en el Sur durante el invierno respectivo.

Los pacientes con enfermedades crónicas y los mayores de 65 años también deben recibir la vacuna antineumocóccica, que se administra una vez en la vida (en un esquema de dos dosis o vacunas) para prevenir la neumonía, entre otras patologías.

Alerta frío

» Vea todas las noticias de WikiCardio