[Versión revisada][Versión revisada]
(Página creada con «Category:Nota {{#seo: |titlemode=append |keywords=trasplante, trasplante de órganos, trasplante cardíaco, trasplante de corazón, insuficiencia cardíaca, Incucai, d...»)
 
Línea 27: Línea 27:
 
A la hora de un trasplante de corazón, los requisitos son muy estrictos tanto para el donante como para el receptor. Para poder donar su corazón, el fallecido no tiene que haber sufrido [[infarto de miocardio]] ni infecciones, HIV o cáncer. Generalmente, los donantes de corazón son quienes han sufrido ciertos tipos de ataque cerebral ([[ACV]]) o traumatismos de cráneo.
 
A la hora de un trasplante de corazón, los requisitos son muy estrictos tanto para el donante como para el receptor. Para poder donar su corazón, el fallecido no tiene que haber sufrido [[infarto de miocardio]] ni infecciones, HIV o cáncer. Generalmente, los donantes de corazón son quienes han sufrido ciertos tipos de ataque cerebral ([[ACV]]) o traumatismos de cráneo.
  
El corazón debe estar en buenas condiciones de funcionamiento y ser de tamaño adecuado para el paciente que lo necesita para sobrevivir. Además, debe ser transportado y conservado en condiciones precisas y tiene que ser implantado por un equipo especializado en [[cirugía cardiovascular]] o torácica. El nuevo corazón se coloca durante una cirugía con anestesia general en pacientes cuidadosamente seleccionados, cuya sangre y otros parámetros físicos sean compatibles con las del donante. La arteria pulmonar y la aorta del paciente se mantienen en su lugar, mientras que el nuevo corazón se sutura en el lugar de las aurículas y ventrículos previos.
+
El corazón debe estar en buenas condiciones de funcionamiento y ser de tamaño adecuado para el paciente que lo necesita para sobrevivir. Además, debe ser transportado y conservado en condiciones precisas y tiene que ser implantado por un equipo especializado en cirugía cardiovascular o torácica. El nuevo corazón se coloca durante una cirugía con anestesia general en pacientes cuidadosamente seleccionados, cuya sangre y otros parámetros físicos sean compatibles con las del donante. La arteria pulmonar y la aorta del paciente se mantienen en su lugar, mientras que el nuevo corazón se sutura en el lugar de las aurículas y ventrículos previos.
  
 
Según Maceira, la escasa cantidad de trasplantes de corazón en relación a otros órganos en la Argentina se debe básicamente a las necesidades de mantenimiento del corazón. La futura creación de Servicios de Procuración en todos los hospitales argentinos y la capacitación de médicos para hacer y coordinar trasplantes, dice el presidente del Incucai, mejorarán las posibilidades de obtener corazones en condiciones de ser trasplantados con éxito.
 
Según Maceira, la escasa cantidad de trasplantes de corazón en relación a otros órganos en la Argentina se debe básicamente a las necesidades de mantenimiento del corazón. La futura creación de Servicios de Procuración en todos los hospitales argentinos y la capacitación de médicos para hacer y coordinar trasplantes, dice el presidente del Incucai, mejorarán las posibilidades de obtener corazones en condiciones de ser trasplantados con éxito.
  
<div>[[Image:Img-trasplantes-de-corazon-3.png|Trasplantes de corazón|center|750px|link=]]</div>
+
<div>[[Image:Img-trasplantes-de-corazon-3.png|Trasplantes de corazón|center|850px|link=]]</div>
  
 
El paciente trasplantado necesita recibir una medicación inmunosupresora (como la ciclosporina) para evitar el rechazo al órgano ajeno a lo largo de toda su vida. En la Argentina, toda la medicación es gratuita para los pacientes trasplantados, que también cuentan con otros beneficios (viajes, pensión económica). Tras alrededor de dos semanas de internación, el paciente suele dejar el hospital y comenzar la [[rehabilitación cardiovascular]]. Los controles médicos y los estudios (análisis de sangre, [[electrocardiograma]]s, [[ecocardiograma]]s, pruebas de esfuerzo) deben ser periódicos.
 
El paciente trasplantado necesita recibir una medicación inmunosupresora (como la ciclosporina) para evitar el rechazo al órgano ajeno a lo largo de toda su vida. En la Argentina, toda la medicación es gratuita para los pacientes trasplantados, que también cuentan con otros beneficios (viajes, pensión económica). Tras alrededor de dos semanas de internación, el paciente suele dejar el hospital y comenzar la [[rehabilitación cardiovascular]]. Los controles médicos y los estudios (análisis de sangre, [[electrocardiograma]]s, [[ecocardiograma]]s, pruebas de esfuerzo) deben ser periódicos.

Revisión del 13:35 19 jul 2018


Trasplantes de corazón

Desde el primer trasplante de corazón del mundo, realizado en 1967, la posibilidad de ofrecer un órgano sano a personas que sufren insuficiencia cardíaca grave u otra enfermedad que impide el funcionamiento adecuado del corazón significó la diferencia entre la vida y la muerte para cientos de miles de personas.

Trasplantes de corazón

En la Argentina, más de 1.900 personas recibieron en los últimos 20 años un trasplante de corazón pero todavía hay más de un centenar de pacientes que esperan. Debido a la falta de donantes, algunos probablemente no accedan a tiempo al reemplazo de su órgano. Esto es lo que ocurrió con Justina Lo Cane, la niña que falleció el año pasado y motivó la aprobación de una nueva ley de donación en la Argentina.

La llamada “ley Justina”, aún no reglamentada, sigue el espíritu de la norma previa de trasplantes aprobada hace más de una década, que fomentaba la donación de órganos para cubrir la demanda existente y aumentar la cantidad de trasplantes que se realizan cada año en el país. Con la nueva ley, todos los adultos serán donantes sin necesidad de manifestar previamente su aprobación ni tener consentimiento familiar; sólo los que manifestaron su negativa antes de morir no serán donantes. “A partir de la reglamentación de la nueva ley, esperamos eliminar la declaración jurada que antes debían firmar los familiares”, explica Alberto Maceira, médico especialista en terapia intensiva y presidente del directorio del Incucai. “A partir de ahora, la familia no tendrá intervención en la donación”.

La escasez de órganos para trasplante preocupa en toda América Latina. Mientras en España, que lidera los rankings mundiales de donación, se realizan un total de 102 trasplantes cada millón de habitantes cada año y en Croacia llegan a 92, en la Argentina todavía no se superan los 40 trasplantes por millón de habitantes y en México, los 23 por millón. La mayoría de estos trasplantes son renales y hepáticos, además de córneas y otros tejidos.

Se sabe que un donante puede salvar la vida de hasta 7 personas. Sin embargo, es importante destacar que no siempre la voluntad de donar puede realizarse, ya que es preciso que la persona que muere esté internada en un centro hospitalario que cuente con una terapia intensiva de alta complejidad, es decir, que tenga asistencia respiratoria mecánica y neurocirujano.

Compartir el corazón

En 2015 se hicieron 7.023 trasplantes de corazón en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Estados Unidos va a la cabeza en esta área. En la Argentina, este año ya se realizaron 59 trasplantes de corazón pero todavía hay 124 pacientes en lista de espera, según el Incucai. Es importante, en este sentido, ampliar los conocimientos sobre donación a nivel de la comunidad y capacitar a los médicos en todos los hospitales, garantizando la ecuanimidad y el respeto para los donantes, los receptores y sus familiares.

A la hora de un trasplante de corazón, los requisitos son muy estrictos tanto para el donante como para el receptor. Para poder donar su corazón, el fallecido no tiene que haber sufrido infarto de miocardio ni infecciones, HIV o cáncer. Generalmente, los donantes de corazón son quienes han sufrido ciertos tipos de ataque cerebral (ACV) o traumatismos de cráneo.

El corazón debe estar en buenas condiciones de funcionamiento y ser de tamaño adecuado para el paciente que lo necesita para sobrevivir. Además, debe ser transportado y conservado en condiciones precisas y tiene que ser implantado por un equipo especializado en cirugía cardiovascular o torácica. El nuevo corazón se coloca durante una cirugía con anestesia general en pacientes cuidadosamente seleccionados, cuya sangre y otros parámetros físicos sean compatibles con las del donante. La arteria pulmonar y la aorta del paciente se mantienen en su lugar, mientras que el nuevo corazón se sutura en el lugar de las aurículas y ventrículos previos.

Según Maceira, la escasa cantidad de trasplantes de corazón en relación a otros órganos en la Argentina se debe básicamente a las necesidades de mantenimiento del corazón. La futura creación de Servicios de Procuración en todos los hospitales argentinos y la capacitación de médicos para hacer y coordinar trasplantes, dice el presidente del Incucai, mejorarán las posibilidades de obtener corazones en condiciones de ser trasplantados con éxito.

Trasplantes de corazón

El paciente trasplantado necesita recibir una medicación inmunosupresora (como la ciclosporina) para evitar el rechazo al órgano ajeno a lo largo de toda su vida. En la Argentina, toda la medicación es gratuita para los pacientes trasplantados, que también cuentan con otros beneficios (viajes, pensión económica). Tras alrededor de dos semanas de internación, el paciente suele dejar el hospital y comenzar la rehabilitación cardiovascular. Los controles médicos y los estudios (análisis de sangre, electrocardiogramas, ecocardiogramas, pruebas de esfuerzo) deben ser periódicos.

Los episodios de rechazo no son infrecuentes pero muchas veces pueden ser manejados con éxito. En los últimos años, la sobrevida de los pacientes trasplantados ha aumentado significativamente. Se estima hoy que el 73% de los receptores de un corazón continúa vivo a los 5 años y la mitad de los trasplantados llegan a festejar 10 años con su nuevo corazón. El promedio de supervivencia ronda los 11 años para los adultos y los 16 años para los niños, pero se han registrado casos donde los pacientes vivieron 30 años con un corazón trasplantado. En cuanto a las mujeres trasplantadas, pueden tener hijos bajo supervisión médica.

Todos los segundos jueves de cada mes, en el Incucai se realizan charlas libres y gratuitas en las que participan pacientes trasplantados y en lista de espera. Cualquier consulta, se puede realizar aquí.

Trasplantes de corazón


» Vea todas las noticias de WikiCardio