[Versión revisada][Versión revisada]
 
Línea 34: Línea 34:
 
* Predisposición genética.
 
* Predisposición genética.
  
* Sedentarismo.
+
* [[Sedentarismo]].
  
  
Línea 50: Línea 50:
 
El síndrome metabólico es un conjunto de afecciones, por lo que el tratamiento se inicia por ellas. Esto significa que si el paciente tiene diabetes o niveles altos de insulina, colesterol o presión arterial, debe ponerse en manos de un médico para controlar estas enfermedades.
 
El síndrome metabólico es un conjunto de afecciones, por lo que el tratamiento se inicia por ellas. Esto significa que si el paciente tiene diabetes o niveles altos de insulina, colesterol o presión arterial, debe ponerse en manos de un médico para controlar estas enfermedades.
  
Hacer ejercicio y bajar de peso son fundamentales para mejorar la sensibilidad a la insulina y para reducir la presión arterial y los valores de colesterol. También es preciso evitar los alimentos dulces, dejar de fumar y consumir poco alcohol.
+
Hacer [[ejercicio físico]] y bajar de peso son fundamentales para mejorar la sensibilidad a la insulina y para reducir la presión arterial y los valores de colesterol. También es preciso evitar los alimentos dulces, dejar de [[fumar]] y consumir poco alcohol.
  
  
Línea 56: Línea 56:
  
 
* Caminar 30 minutos al día.
 
* Caminar 30 minutos al día.
* Alimentación rica en fibras (vegetales, frutas), carnes magras de vaca o pollo, aceite de oliva, palta, pescado y productos lácteos bajos en grasas.
+
* [[Alimentación]] rica en fibras (vegetales, frutas), carnes magras de vaca o pollo, aceite de oliva, palta, pescado y productos lácteos bajos en grasas.
  
  

Revisión actual del 14:09 25 ene 2018

Síndrome metabólico

Se define como la asociación de 3 o más factores que determinan un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular o diabetes tipo 2.

Entre estos factores, se encuentran:

  • Hipertensión arterial.
  • Aumento de los niveles de glucosa en sangre.
  • Nivel elevado de triglicéridos en sangre.
  • Bajo nivel sanguíneo de HDL (“colesterol bueno”).
  • Aumento de la circunferencia de cintura por un exceso de grasa localizada en ese lugar.
Img-sindrome-metabolico-2.png

SÍNTOMAS:

El síndrome metabólico se diagnostica cuando hay tres o más de los siguientes signos:

  • Presión arterial mayor a 130/85 mmHg.
  • Glucemia (glucosa en la sangre) en ayunas mayor a 100 mg/dL.
  • Perímetro de la cintura: Para los hombres, 102 cm o más. Para las mujeres, 88 cm o más.
  • Colesterol HDL bajo. Para los hombres: 40 mg/dL o menos. Para las mujeres: 50 mg/dL o menos.
  • Triglicéridos mayor a 150 mg/dL.


FACTORES DE RIESGO:

  • Obesidad central. El exceso de grasa alrededor de la cintura hace que el cuerpo adquiera una forma semejante a una manzana.
  • Resistencia a la insulina. Esta hormona, producida por el páncreas, ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre. La resistencia a la insulina significa que algunas células en el cuerpo usan la insulina de manera menos eficaz como consecuencia del exceso de grasa que se encuentra en la zona abdominal.
  • Envejecimiento. La probabilidad de presentar síndrome metabólico aumenta con la edad.
  • Predisposición genética.


EXÁMENES DIAGNÓSTICOS:

  • Análisis de sangre: glucemia, curva de tolerancia a la glucosa (durante esta prueba, se mide el nivel de glucosa en sangre, se suministra azúcar y se vuelve a medir la glucosa a los 120 minutos) insulina, colesterol, HDL, entre otros.
  • Control médico periódico.


TRATAMIENTO:

El síndrome metabólico es un conjunto de afecciones, por lo que el tratamiento se inicia por ellas. Esto significa que si el paciente tiene diabetes o niveles altos de insulina, colesterol o presión arterial, debe ponerse en manos de un médico para controlar estas enfermedades.

Hacer ejercicio físico y bajar de peso son fundamentales para mejorar la sensibilidad a la insulina y para reducir la presión arterial y los valores de colesterol. También es preciso evitar los alimentos dulces, dejar de fumar y consumir poco alcohol.


PREVENCIÓN:

  • Caminar 30 minutos al día.
  • Alimentación rica en fibras (vegetales, frutas), carnes magras de vaca o pollo, aceite de oliva, palta, pescado y productos lácteos bajos en grasas.


TEMAS RELACIONADOS:


También le puede interesar:
» 6 DE ABRIL: DÍA MUNDIAL DE LA ACTIVIDAD FÍSICA