[Versión revisada][Versión revisada]
 
Línea 15: Línea 15:
  
 
* Náuseas, vómitos.
 
* Náuseas, vómitos.
* Cansancio y [[debilidad]].
+
* Cansancio y debilidad.
 
* Palidez de la piel.
 
* Palidez de la piel.
 
* Hematomas y sangrados.
 
* Hematomas y sangrados.

Revisión actual del 14:44 23 ene 2018

Insuficiencia renal

La insuficiencia renal es una enfermedad que afecta la capacidad de filtrado de los riñones.

Los riñones normalmente se encargan de filtrar toxinas y productos de desecho para eliminarlos de la circulación sanguínea a través de la formación de orina. Además, remueven los líquidos y minerales en exceso del organismo.

La insuficiencia renal se produce cuando disminuye esta capacidad de filtrado, acumulándose en la sangre las sustancias que deberían ser eliminadas. Esto puede suceder de forma abrupta (insuficiencia renal aguda), o lenta, progresiva e irreversiblemente (insuficiencia renal crónica).

Los riñones participan también en el metabolismo del calcio; en la formación de sustancias que estimulan la producción de glóbulos rojos; y en la regulación de la presión arterial. Todas estas funciones van declinando con el progreso de la enfermedad, afectando distintos tejidos y órganos.


SÍNTOMAS:

En las primeras etapas, la insuficiencia renal puede no producir síntomas. Luego, varían según se trate de la forma aguda o crónica de la enfermedad. Entre los síntomas, figuran:

  • Náuseas, vómitos.
  • Cansancio y debilidad.
  • Palidez de la piel.
  • Hematomas y sangrados.
  • Falta de apetito.
  • Retención de líquidos (edema).
  • Falta de aire (disnea).
  • Disminución de la producción de orina.


A medida de que progresa, la enfermedad puede afectar múltiples órganos y producir una gran diversidad de síntomas (respiratorios, cardiovasculares, óseos, hematológicos).


FACTORES DE RIESGO:

  • Edad avanzada.
  • Antecedentes familiares.
  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Enfermedades autoinmunes (por ejemplo, vasculitis, artritis reumatoidea).
  • Anomalías en la estructura de las vías urinarias.
  • Exposición a sustancias tóxicas para el riñón (por ejemplo, metales pesados, hidrocarburos, solventes, fármacos inmunosupresores, quimioterapia).


EXÁMENES DIAGNÓSTICOS:

  • Análisis de laboratorio: urea y creatinina en sangre; exámenes de orina.
  • Ecografía renal.
  • Biopsia renal.


TRATAMIENTO:

  • Controlar las principales causas de enfermedad (diabetes, hipertensión arterial, suprimir sustancias tóxicas).
  • Dieta: baja en proteínas.
  • Fármacos: inhibidores o antagonistas del sistema renina angiotensina.
  • Tratamiento de las complicaciones asociadas (anemia, hipertensión arterial).
  • En las etapas avanzadas: diálisis o trasplante renal.


PREVENCIÓN:

Controlar los factores de riesgo (hipertensión arterial, diabetes y exposición a sustancias tóxicas).


SINÓNIMOS:

  • Enfermedad renal crónica.
  • Falla renal.
  • IRA.
  • IRC.


TEMAS RELACIONADOS: