[versión sin revisar][versión sin revisar]
 
Línea 40: Línea 40:
 
* Antecedentes familiares de enfermedad arterial coronaria.
 
* Antecedentes familiares de enfermedad arterial coronaria.
 
* [[Obesidad]].
 
* [[Obesidad]].
* Sedentarismo.
+
* [[Sedentarismo]].
* Estrés.
+
* [[Estrés]].
  
  

Revisión actual del 18:41 17 ene 2018

Enfermedad de las arterias carótidas

Es una enfermedad que afecta a las dos grandes arterias ubicadas a lo largo del cuello -carótidas- que conducen el flujo sanguíneo hacia el cerebro.

Como el corazón, las células del cerebro necesitan un constante suministro de sangre rica en oxígeno. Cuando las arterias carótidas se obstruyen, el cerebro no recibe suficiente oxígeno y aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV).

La enfermedad más frecuente a nivel de las arterias carótidas es la arteriosclerosis, que consiste en la formación de depósitos de colesterol en las paredes interiores de las arterias. Estos depósitos forman placas que disminuyen el flujo de la sangre al cerebro. La obstrucción parcial o total del flujo de sangre a través de las carótidas se denomina “estenosis carotídea”.

Además, estas placas pueden romperse y viajar por el torrente sanguíneo hasta el cerebro, provocando un accidente cerebrovascular (ACV).

Otras enfermedades, menos frecuentes, que pueden afectar a las arterias carótidas son la ruptura de la pared (disección carotídea), la inflamación de la pared (arteritis) y el traumatismo carotídeo.

Img-enfermedad-arterias-carotidas-1.png

SÍNTOMAS:

La enfermedad puede no presentar síntomas. De todos modos, es posible detectarla mediante la auscultación con un estetoscopio o a través de otros exámenes.

En ocasiones, puede manifestarse con:

  • Debilidad o parálisis de la cara, el brazo o la pierna de un lado del cuerpo.
  • Entumecimiento u hormigueo en el brazo, la pierna o la cara, de un lado del cuerpo.
  • Dificultad para hablar.
  • Pérdida de la vista, o vista nublada en un ojo.
  • Mareo.
  • Confusión.
  • Desmayo.
  • Dolor de cabeza intenso y repentino.


FACTORES DE RIESGO:

Los factores de riesgo son similares a los de la enfermedad de las arterias coronarias:


ESTUDIOS DIAGNÓSTICOS:

  • Ecografía doppler de vasos del cuello: emplea ondas de ultrasonido para examinar el flujo sanguíneo y medir el grosor de las arterias carótidas.
  • Angiografía por resonancia magnética: se inyecta una sustancia de contraste a través de una vena y el equipo de resonancia capta las imágenes.
  • Angiotomografía de vasos del cuello: se inyecta una sustancia de contraste a través de una vena y el equipo de tomografía capta las imágenes.
  • Arteriografía de vasos del cuello: son imágenes radiográficas de las arterias carótidas que se toman tras inyectar un líquido de contraste que contiene yodo en la corriente sanguínea. Las imágenes son captadas por una máquina de rayos X.


TRATAMIENTO:

  • Angioplastia carotídea: consiste en usar un catéter con globo para comprimir la placa contra la pared arterial, con el objetivo de abrir el vaso sanguíneo. A continuación, se coloca en la arteria un pequeño dispositivo metálico (stent) para mantenerla abierta.
  • Endarterectomía carotídea: es un procedimiento quirúrgico que consiste en cortar y extraer las acumulaciones de la placa grasa depositada en las arterias del cuello.
Img-endarterectomia-enfermedad-de-las-arterias-carotidas-1.png

PREVENCIÓN:

  • Dejar de fumar.
  • Controlar la presión arterial, el colesterol y la diabetes.
  • Ejercicio físico.
  • Chequeos médicos periódicos.
  • Consultar inmediatamente al médico en caso de observarse síntomas.


SINÓNIMOS:

  • Ateroesclerosis carotídea.
  • Estenosis carotídea.
  • Obstrucción carotídea.


TEMAS RELACIONADOS: